Rememorando a los Beatles en Abbey Road

Rememorando a los Beatles en Abbey Road

Un estudio que lanzó una banda, una banda que lanzó un estudio

La historia de Abbey Road y los Beatles es una historia de amor mútuo. Si bien Abbey Road hizo posible que se lanzara el disco de este famoso grupo, el mismo le devolvió el favor al estudio en 1969 cuando lanzó un álbum que bautizó con el mismo nombre. Fue considerada su obra cumbre por muchos.

El álbum tuvo también una gran repercusión puesto que su portada contribuyó a crear una leyenda urbana sobre la muerte de Paul. Esta se basaba en la manera en que los integrantes del grupo aparecían en la portada, cruzando un paso de cebra en fila india, que muchos interpretaron como la escenificación de un cortejo fúnebre. John Lennon iba vestido de blanco, que fue apuntado como el sacerdote; Ringo iba de luto por su amigo; George Harrisson vestía informal así que fue descrito como el enterrador. Paul era el único que estaba descalzo y caminaba con los ojos cerrados, así que parecía que todo encajaba, ya que en algunas culturas orientales los difuntos se incineran descalzo. Más aún cuando el mismo Paul caminaba a un paso descoordinado, se podía ver cerca un coche negro estacionado a la derecha y un coche fúnebre o de policía aparecía cerca

El estudio

Después de que en 2010 surgieran rumores de venta del Abbey Road de Londres por parte de la discográfica EMI, Reino Unido decidió tomar cartas en el asunto y lo proclamó como edificio histórico, lo que evita su derribo. Y es que, a pesar de que su uso había decaído, no se puede obviar el valor histórico del centro y su repercusión en la industria musical.

La propia página web de Abbey Road permite ahora disfrutar 24h del mítico paso de cebra que permite mantener viva la memoria del gran grupo y también del propio estudio.

El 10 de marzo de 2012, coincidiendo con el 80 aniversario del estudio, se habilitó la posibilidad de visitar sus instalaciones y ver dónde se grabaron discos de grupos tan emblemáticos como The Beatles, Pink Floyd, The Shadows o The Zombies, entre otros. Además, también se grabaron allí bandas sonoras de películas históricas como ‘Star Wars’, ‘Harry Potter’ o ‘El señor de los anillos’. En esta ocasión, el precio de la entrada era de 75 libras esterlinas y, a pesar de que fue una ocasión especial, deja la puerta abierta a que pueda repetirse esta oportunidad en otros momentos.

Foto: Pedro Moura Pinheiro

Opina

*

quince − 15 =