Qué ver en Londres en tres días

Visitar Londres en tres días

Visitar Londres en 3 días significa acudir directamente a lo básico, sin perder de vista aquellas atracciones fundamentales que permitan recoger tanta historia como tradición de la ciudad como sea posible. Vivirla y respirarla, aunque sea un poco rápido, es posible con 3 días de viaje.

Esta es la ruta propuesta para ver londres en tres días:

Día 1

El primer día puede aprovecharse para ver el Cambio de Guardia en el Palacio de Buckingham. La ceremonia empieza a las 11,30 horas, de modo que puede resultar interesante estar por la zona cerca de las 10 para dar un paseo por las inmediaciones, por ejemplo desde Green Park (con la parada de metro Marble Arch), para llegar cómodamente a la cita.

Después de ello, cruzando por St James Park, se llega a la Abadía de Westminster, un imprescindible de Londres que, bien visitada, requiere un par de horas de dedicación. A su salida, cerca del río, llegamos al Big Ben y el Palacio de Westminster.

Tras cruzar el Puente de Westminster se llega al London Eye, una noria gigante que ofrece vistas espectaculares de la ciudad mientras se toma un pequeño descanso. En los alrededores existe una variada oferta donde comer. Desde el mismo embarcadero del London Eye se puede realizar un pequeño crucero por el Támesis (40 minutos) que nos aportará, sin duda, una visión diferente de Londres.

Con el horario londinense, las visitas deben aprovecharse sobre todo por la mañana, de modo que después de comer puede ser el momento de visitar Harrods, los grandes almacenes más conocidos de la ciudad y del mundo.

Terminada la visita, un buen lugar para acudir a cenar será Picadilly, con sus luces y su oferta de ocio.

Día 2

Empezando por la Torre de Londres, la visita será larga, por lo que ocupará gran parte de la mañana. Tras conocer sus secretos, el Tower Bridge nos llevará al sur del Támesis, encontrando a la derecha el Ayuntamiento de Londres y el buque de guerra HMS Belfast que deberían contemplarse desde la distancia para dar prioridad a otras atracciones.

Al llegar a la estación London Bridge, podéis tomar el metro a Camden Town, un barrio con personalidad propia dentro de la ciudad que destaca por la cantidad de tiendas, mercadillos y puestos de comida.

Volvemos al metro hasta llegar a Goodge Street, donde es encuentra el Museo Británico, famoso en todo el mundo por contener obras extraordinarias como la Piedra Mosqueta, el Monumento a las Nereidas y una espectacular colección egipcia.

Tras todo ello, un poco de relax en Oxford Street y Regent Street servirá para desconectar de horas de historia. Desde allí se llega a Picadilly Circus, lugar de ocio por excelencia que será un buen lugar donde cenar. Si el primer día ya se ha visitado, recomendamos Chinatown, cerca de este lugar, donde respirar un ambiente diferente y disfrutar de comida típica.

Día 3

El tercer día lo comenzamos visitando la Catedral de San Pablo, junto a la estación de metro St Paul. Allí se puede visitar tanto la cripta como subir a la cúpula.

Desde el metro y llegando hasta la estación de Charing Cross, encontramos Trafalgar Square, una de las plazas más famosas que alberga cerca la National Gallery, uno de los museos más importantes que ofrece obras que visualizar para unas horas.

A pie y en dirección noreste, encontramos Covent Garden, una zona de tiendas, teatros y restaurantes donde comer y pasar la tarde en función del horario de vuelta.

Speak Your Mind

*

11 + 9 =